Josué Morales, más conocido como Josh, fue el principal gestor del grupo. Sus padres, Luis Alberto y Rebeca Morales, pastores de la iglesia Tabernáculo de Avivamiento, lo criaron en un hogar cristiano. Josh asistió a la iglesia desde pequeño y su padre profetizó que él sería un gran adorador que llevaría su música a muchas naciones. Sin embargo, a la edad de 16 años Josh se apartó de los caminos del Señor y llegó a aborrecer todo lo referente a la alabanza.

A los 20 años Josh se reconcilió con el Señor y se enamoró completamente de Él. Estos sentimientos inundaron su corazón y comenzó a escribir canciones inspiradas por ese amor, las cuales comenzó a interpretar en el ministerio de alabanza y adoración de su iglesia.

La idea de grabar el primer disco surgió en un aniversario de la iglesia, en el que Josh propuso grabar la alabanza que se realizaría en el evento de celebración.

Es así que Miel San Marcos tuvo sus inicios en el 2000, año en el que los hermanos Luis Jr., Josué y Samuel Morales, decidieron fundar el grupo oficialmente. De ahí en adelante todos sus discos han sido grabados en vivo.