Daniel Calveti nació en la ciudad de Caracas, Venezuela, en una familia conformada por sus padre, Juan Calveti, su madre Angélica Calveti, sus tres hermanos hombres: Juan, Daniel y Giosué, y una hermana mujer: Zoar.

A los seis meses de edad, Daniel contrajo una meningitis bacteriana, diagnóstico por el que los doctores no le dieron a Daniel muchas esperanzas de vida.

Estando sus padres pasando por estos momentos de tristeza y aflicción, oraron al Señor diciendo "Dios mío la ciencia médica dice que Daniel se va a morir, pero nosotros acudimos a Ti, Tú que tienes la última palabra, sobre todas las circunstancias, te pedimos que hagas un milagro y nosotros creemos en Ti, amén".

Unos días después, Dios envió a un hermano que vivía en el mismo edificio que la familia Calveti y les dijo: "El Señor me dice que les diga que Él va a hacer un milagro sobre la vida de Daniel y lo va a levantar de sus circunstancias, pero ustedes tienen que seguir creyendo".