A pesar de que Alexis era un niño tranquilo y estudioso, cuando llegó a la adolescencia, debido al vacío que había en su corazón, comenzó a frecuentar amistades que estaban involucradas en el consumo de drogas y les gustaba perder el tiempo parados en las esquinas. Sin embargo, Dios tenía mejores planes para él y es así que un domingo una señora cristiana, que pasaba cada semana por donde él solía estar, le predicó la Palabra de Dios y él sintió el llamado del Señor.

Cuando Alex tenía 19 años empezó a asistir a la iglesia cristiana "Centro internacional de Alabanza" (CIA) en la ciudad de San Juan, Puerto Rico, pero su verdadero cambio empezó en un retiro espiritual de jóvenes, en el que participó a insistencia de su padre.

Debido a este cambio de vida, Zurdo dejó de lado la música, mas con el correr de los años se dio cuenta de que, con los dones artísticos que Dios le había dado, él podía llegar a más gente con el mensaje de salvación.

A la edad de 21 años, Alex Zurdo empezó su ministerio musical, incluyendo ministraciones, conferencias y seminarios y gracias a que Dios puso a las personas apropiadas en el camino de este cantante, lanzó su primera producción de música cristiana, titulada Nada es mío.